¿Qué son los juguetes Waldorf?

No te pasa que en una tienda de juguetes te has preguntado los diferentes (a veces miles) de tipos de juguetes que hay en el mercado, y cuál es su el beneficio que le trae al desarrollo de nuestros hijos?

Hoy te explicamos un poco acerca de un tipo en especial, hablamos de los juguetes Waldorf.

Nutriendo los sentidos

Dado que las familias se han vuelto más eco-conscientes en los últimos años, los fabricantes de juguetes están produciendo muchos más juguetes ecológicos y naturales para satisfacer la creciente demanda. Pero las escuelas Waldorf, que se originaron en la década de 1920, siempre han proporcionado a los niños juguetes hechos con materiales naturales, como madera, seda, lana y algodón.

En efecto, este tipo de juguetes son buenos para el medio ambiente, pero lo más importante, son mejores para los niños! una característica importante de un "juguete Waldorf" es que sea nutritivo para los sentidos de un niño pequeño.

Imagínate la experiencia sensorial de un niño abrazando una muñeca rígida de plástico duro con pelo sintético, y luego abrazando una muñeca Waldorf rellena de lana, cubierta de algodón con una cabeza de mohair suave. No solamente la muñeca Waldorf es más estéticamente agradable, sino que su suavidad y calidez tendrá un efecto calmante y calmante en cualquier niño pequeño.

Hermoso para observar

Los juguetes Waldorf también deben ser hermosos de admirar, porque la vista es tan importante como el tacto y como muchas veces decimos: "de la vista nace el amor". Queremos nutrir a los niños en un entorno hermoso y sus juguetes deben ser hermosos también. Al rodear a los niños con belleza, no sólo estamos contribuyendo a su sentido de bienestar (o "sentido de la vida", como Rudolf Steiner se refirió a él), sino también desarrollando su conciencia y aprecio estético.

Los juguetes que están hechos de materiales naturales, con colores vivos y naturales,  que son hechos a mano con amor son mas atractivos para el niño y contribuyen a su "sentido de la vida". Es mucho más probable que un niño sienta respeto y cuidado a un hermoso juguete artesanal que por uno de plástico producido en masa. Como reconoció tan elocuentemente Platón, "el tipo más efectivo de educación es que un niño juegue entre cosas bellas".

 Inspirando la imaginación

Rudolf Steiner, el fundador de la educación Waldorf, sugirió que los juguetes de los niños deberían estar en gran medida sin forma para estimular la imaginación de un niño. ¿Qué significa esto? Que los juguetes Waldorf son a menudo simples y sin mucho detalle.

Los maestros Waldorf creen que los juguetes deben ser simples y abiertos. Cestas de ramas de árboles, jugar sedas, piedras, piñas y conchas todo se puede transformar en una miríada de objetos. Durante una mañana típica en un jardín de niños Waldorf, uno vería probablemente que las cáscaras se convierten en dinero, los bloques de madera se convierten en alimentos, un pequeño pedazo de rama de árbol se convierte en un teléfono, las sedas se convierten en faldas y velos y así. Al dar a los niños objetos que no están muy bien formados y detallados, pueden fácilmente convertirse en más de una cosa y dar a la imaginación un libre reinado.

Si estas familiarizada con una muñeca Waldorf, sin duda ha notado que esas muñecas tienen rasgos faciales mínimos, y a veces no hay caras en absoluto! Como es el caso con la mayoría de los aspectos de la educación Waldorf, la razón no es arbitraria. Las muñecas Waldorf tienen caras mínimas o inexistentes para estimular la imaginación del niño pequeño, para cultivar sus habilidades de "representación interior".

Una vez más, piensa en una dura muñeca de plástico, con una cara muy detallada y una sonrisa fija y congelada. Si un niño pequeño está jugando a "la casita" y debe cuidar a este bebé, es difícil imaginar que este bebé esté triste o llorando, no crees?. Los niños quieren imitar la vida real. Los bebés reales sonríen y se ríen, pero también se ven tristes o lloran cuando tienen hambre o necesitan ser aseados. Si una muñeca tiene sólo dos ojos y una sugerencia de una boca, el niño es más fácilmente capaz de imaginar a este bebé expresando una gama de emociones, viviendo ricamente en su vida imaginativa. Por la misma razón, las marionetas Waldorf sólo tienen la más mínima sugerencia de rostros.

Imitación: el juego es un trabajo del niño y los juguetes sus herramientas

Los niños naturalmente quieren imitar a los adultos y sus actividades diarias. Los maestros Waldorf, se esfuerzan por ser adultos "dignos de imitar" y llevar la conciencia a sus gestos mientras se dedican a las tareas cotidianas de la vida, como cocinar y limpiar en el aula. Sabiendo que los niños imitarán sus actividades, intentaren trabajar de una manera tranquila y cuidadosa.

Llevar la conciencia a las actividades cotidianas en casa y proporcionar a los niños versiones de artículos para el hogar de tamaño infantil, tales como una cocina pequeña, juegos de madera y herramientas como una escoba o una cacerola y un cepillo para el polvo, permitirán a los niños participar plenamente en sus actividades imaginativas diarias de la vida cotidiana y así construir habilidades que les servirán para la vida real también.

Puedes encontrar juguetes Waldorf en nuestra tienda, tales como los Grimm's Toys y Crochet & Love