news

7 Razones por las que los Niños Necesitan Jugar al Aire Libre (y Cómo Hacer que les Interese)

7 Razones por las que los Niños Necesitan Jugar al Aire Libre Blog  Paternidad Crianza

En este mundo dirigido por la tecnología, no es de sorprender que los niños mexicanos vean más pantallas (celulares, tv, computadora) que su entorno.

Como padres, intuitivamente reconocemos los beneficios del juego al aire libre (después de todo, la mayoría de nosotros crecimos en los años 70's u 80's), pero nos podría tomar un poco más para convencer a nuestros hijos.

Por lo tanto, la próxima vez que tu hijo quiera encender los videojuegos, es importante recordar los beneficios de enviarlo a jugar, además de tener un para uno mismo un rato más tranquilo.

1. El movimiento al aire libre mejora todo, especialmente la creatividad.

Según los expertos, el juego libre mejora todo, desde la creatividad hasta el éxito académico. En su libro, Vitamin N: The Essential Guide to a Nature-Rich Life, el autor Richard Louv hace referencia a Theory of Loose Parts, que sugiere que cuanto más manipulan, ven, tocan o sienten los niños, más creativos se vuelven.

Manda a tus hijos al exterior y proporcionales materiales apropiados para su edad como cubos, hielos, piñas de árboles y sogas o listones para fomentar su imaginación y jugar de forma abierta.

2. Una dosis saludable de exposición al sol aumenta la vitamina D y mejora el estado de ánimo.

La mayoría de los adultos y niños luchan con bajos niveles de vitamina D, que pueden causar malhumor, entre otras dolencias.

Llevar a tus hijos al aire libre y a la luz solar directa hará maravillas por su salud mental y física. Organiza un día de campo con tus niños y hagan juegos al aire libre.
7 Razones por las que los Niños Necesitan Jugar al Aire Libre (y Cómo Hacer que les Interese)
3. Los niños que participan en el juego libre al exterior tienen más éxito en matemáticas y lectura.

Aunque estén de vacaciones o no, no significa que las rutinas de juegos deban terminar.

Recomienda a tus hijos que pasen una cierta cantidad de tiempo al aire libre después del lunch, al igual que durante el recreo en la escuela.

Déjalos a sus propios juegos y obsérvalos desde lejos mientras se embarcan en una aventura en el patio o en el parque. Mientras más anden y jueguen libremente, mejores serán sus calificaciones escolares

4. Alentar a los niños a super ensuciarse los hace súper saludables.

Los niños que tienen la libertad de ensuciarse completamente tienen más posibilidades de desarrollar sistemas inmunológicos más fuertes.

Según la Federación Nacional de Vida Silvestre, "Cuando permitimos que nuestros niños jueguen en la tierra, no solo les permitimos explorar las maravillas que los rodean, sino que también los exponemos a bacterias, parásitos y virus saludables que inevitablemente crearán un sistema inmune más fuerte ".

Organiza una búsqueda del tesoro de juego con tus hijos en el patio o algún parque o bosque y sáltense el baño esa noche.
7 Razones por las que los Niños Necesitan Jugar al Aire Libre (y Cómo Hacer que les Interese)

5. Los niños que juegan afuera después de un aguacero desarrollan un mayor aprecio por la vida.

A la mayoría de los niños se les hace fácil salir a jugar después de una tormenta, en caso contrario, puedes incentivarlos sugiriendo una caminata por tu vecindario o un parque local para estudiar gusanos.

Tus niños se divertirán jugando al superhéroe y salvando a los gusanos que se inundaron de sus agujeros o saltando sobre los charcos.

¡Asegúrate de mantener la vista en el cielo y existe la posibilidad que tengan la suerte de ver un arcoíris!


7 Razones por las que los Niños Necesitan Jugar al Aire Libre (y Cómo Hacer que les Interese)

6. Los niños que encuentran más vegetación se enfocan mejor.

Conseguir la atención de cualquier niño en la era digital es una tarea ardua. Pero es especialmente difícil para los padres de niños con TDAH (Trastorno de Déficit de Atención).

Varios estudios publicados por investigadores de la Universidad de Illinois descubrieron que "... los niños con TDAH que juegan en espacios verdes al aire libre como un parque, tienen síntomas más leves que los que juegan en interiores o en entornos urbanos". 

7. Los niños ganan confianza y ascienden en su escala social.

Las vacaciones de verano es la oportunidad perfecta para reencontrar a los pequeños con aire fresco y reavivar su primer amor: el patio de recreo.

Según Maria Magher, "los niños que pueden explorar a través del juego pueden aprender nuevas habilidades y superar desafíos, lo cual puede promover la confianza en sí mismos, la resiliencia y la autodefensa, todo lo cual puede ayudar a los niños a aprender a desarrollar relaciones saludables y convertirse líderes. "


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117